martes, 16 de diciembre de 2014

Personal Kuwait----- post muyyyy aburrido, ni lo leáis, no vale la pena

Este mes esta siendo raro para mi, no se si lo habréis notado pero en lo que va de Diciembre solo he hecho 4 entradas a mi blog y eso es muyyy raro en mi. Mas raro es que cada día me visitan una media de 500 personas y ninguna se ha quejado de la falta de posts ¿?. Supongo que todos saben que estoy viva por lo que no creerán que es un tema de salud la falta de trabajo en el blog, aunque fíjate que creo que por ahí van a venir los tiros, como dirían en España. Creo que tengo una anemia gorda, porque me vence el sueño en cualquier momento, me canso en las escaleras, no tengo ganas de nada y una infección de orina recurrente, pero que no cunda el pánico, sobreviviré a esta como he sobrevivido a todas en este país.

Por suerte la navidad esta a la vuelta de la esquina y con ella mi cumpleaños. Mira que esto de cumplir año no lo llevo nada bien, y no por sumar un número a mi edad si no por la sensación de tiempo pasado. Soy de esas personas que no pueden estar quietas, tengo que hacer cosas, la vida pasa y la quiero disfrutar plenamente así que para mi los domingos en casa (sábados en este país) son terribles. Eso de no hacer nada puede conmigo, y mas ahora que me quedo dormida en las esquinas. Espero poder hacerme una analítica pronto y cambiar este estado de ánimo de hastío continuo.

Os cuento una anécdota para no hacer de este post un deprimente acto de lástima y tedio.

Ayer estaba aparcada cerca del mata pollos del colegio (dícese de lugar donde viven pollos y donde por un módico precio, degollan y pelan bajo la ley del islam a estos para llevártelos a casa calentitos) cuando llegó una señora en un gran coche que parecía nuevo (nota extra para visualizar el momento: en el asiento del copiloto una nany filipina sostenía en brazos a una niña pequeña con síndrome de Down y ambas iban sin cinturón, lo normal por aquí vamos..... y la señora a galope se subió sobre la acera y los escombros que rodeaban la zona) se bajó del coche y algo le dijo a mi amigo matapollos (digo amigo porque casi 5 años aparcando en el mismo sitio comprándole los mejores huevos de Kuwait da unos privilegios como ser su amiga y también del carnicero del barrio, buena gente ambos) bueno que me enrollo mucho y en lugar de anécdota va a parecer tele novela....... Pues salió mi amigo mata pollos con dos de estos animales vivos cogidos del cuello, los degolló uno a uno y untó con sangre las ruedas del coche para de estar manera proteger al vehículo y a sus ocupantes. Ahora que lo que un cinturón de seguridad abrochado ayuda seguro que es mas que estas hechicerías de barrio. Mi amigo matapollos me ofreció el mismo sacrificio para mi coche con una sonrisita pícara como de "estos romanos están locos" pero la rechacé con una cara de asco que no pude evitar (shame on me!)

Bueno, que no se si ha servido esto para animaros/me o para deprimiros/me mas, jajajaja, seguro que me perdonáis una no siempre está para echar cohetes.

Besos y no os preocupéis que mañana sale el sol de nuevo, seguroooooooooooo.

1 comentario:

  1. Eso se cura con un vinito y unas tapas en el caso viejo, y de postre un bollo de mantequilla. Ah! y un poco de hierro para la anemia.
    Besos y Feliz Navidad
    Mireia

    ResponderEliminar

Encantada de leer tus comentarios. Siempre hacen bien.